La Universidad Francisco Marroquín no es tradicional, enseña y difunde los principios de una sociedad libre. Sus proyectos, que rompen esquemas, fueron la galería en la cena de cierre.